Download
Día 254

Su gracia es todo lo que necesitas

Sabiduría Salmos 106:40-48
Nuevo Testamento 2 Corintios 12:1-10
Antiguo Testamento Isaías 27:1-28:29

Introducción

Nick Vujicic vino a hablar a Focus (nuestro encuentro de vacaciones de la iglesia) en 2011. Nick es un hombre extraodinario; creo que todos nosotros los que lo conocimos nos sentimos inspirados y desafiados por su vida.

Nick nació sin brazos ni piernas, sin embargo, puede escribir: «He sido profundamente bendecido. Soy espectacularmente feliz». De niño oró muchas veces pidiendo unos brazos y unas piernas y se hubiera conformado con conseguir al menos un brazo o una pierna.

Dios no respondió su oración en la forma en la que él había esperado. Sin embargo, escribe: «Dios me ha utilizado para tocar a gente en un sinnúmero de escuelas, iglesias, prisiones, orfanatos, hospitales, estadios y auditorios. Y aún mejor, he podido abrazar a miles de personas en encuentros cara a cara que me permiten decirles lo valiosas que son. [...]. Dios tomó mi extraño cuerpo y lo invistió de la habilidad de aliviar los corazones y las almas».

El pueblo de Dios depende de la gracia de Dios. La madre Teresa escribió: «No creo que haya nadie que necesite la ayuda y la gracia de Dios tanto como yo. A veces me siento tan impotente y débil. Creo que es por eso que Dios me usa, porque no puedo depender de mi propia fuerza. Confío en Él veinticuatro horas al día y si el día tuviera aún más horas, entonces necesitaría su ayuda y gracia también durante esas horas».

Pablo expresa esta dependencia cuando escribe sobre el aguijón en su carne. Tres veces rogó al Señor que se la quitara. Pero Dios le respondió: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad» (2 Corintios 12:9, NTV). Su gracia no solo es asombrosa; es «lo que necesitas», es suficiente.

Este es uno de mis versículos favoritos en toda la Biblia. Es un versículo que a menudo cito a Dios para recordarle la promesa de que Su poder se perfecciona en mi debilidad.

Sabiduría

Salmos 106:40-48

40 La ira del Señor se encendió contra su pueblo;
    su heredad le resultó aborrecible.
41 Por eso los entregó a los paganos,
    y fueron dominados por quienes los odiaban.
42 Sus enemigos los oprimieron,
    los sometieron a su poder.
43 Muchas veces Dios los libró;
    pero ellos, empeñados en su rebeldía,
    se hundieron en la maldad.
44 Al verlos Dios angustiados,
    y al escuchar su clamor,
45 se acordó del pacto que había hecho con ellos
    y por su gran amor les tuvo compasión.
46 Hizo que todos sus opresores
    también se apiadaran de ellos.

47 Sálvanos, Señor, Dios nuestro;
    vuelve a reunirnos de entre las naciones,
para que demos gracias a tu santo nombre
    y orgullosos te alabemos.

48 ¡Bendito sea el Señor, el Dios de Israel,
    eternamente y para siempre!

¡Que todo el pueblo diga: «Amén»!

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

Comentario

1. Su gracia viene de Su gran amor

«Sin embargo» es una palabra clave en este pasaje.

Estaban «empeñados en su rebeldía» y «se hundieron en la maldad» (v.43). «Sin embargo» —dice el salmista— «al escuchar sus lamentos, se acordó de su alianza con ellos […] porque su amor es muy grande» (vv.44-45, DHH).

La fuente de la suficiencia de la gracia de Dios es «su gran amor» (v.45). Porque Dios ama tanto a su pueblo, «muchas veces Dios los libró» (v.43). Él «escuch[ó] su clamor» (v.44).

Hace algunos años, escribí en el margen junto a este salmo, resumiendo todas las bendiciones de las que habla el salmo cuando yo «no creía, me quejaba, desobedecía, adoraba los ídolos del mundo, pecaba, hacía el mal, actuaba perversamente. Y Él me muestra favor, viene en mi ayuda, me da gozo, es gentil, me salva. Me dirige, me redime, responde mis oraciones, me libera, toma nota de mi angustia y escucha mi grito, Él me muestra su gran amor».

No es de extrañar que el salmista termine diciendo: «¡Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, eternamente y para siempre! ¡Que todo el pueblo diga: “Amén”! ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!» (v.48).

Oración

Señor, te alabo y te doy gracias porque Tu amor es muy grande por mí. Gracias por liberarme una y otra vez. Gracias por escuchar mi grito. Gracias porque Tu gracia es todo lo que necesito.

Nuevo Testamento

2 Corintios 12:1-10

Visión y debilidad de Pablo

12Me veo obligado a jactarme, aunque nada se gane con ello. Paso a referirme a las visiones y revelaciones del Señor. 2 Conozco a un seguidor de Cristo que hace catorce años fue llevado al tercer cielo (no sé si en el cuerpo o fuera del cuerpo; Dios lo sabe). 3 Y sé que este hombre (no sé si en el cuerpo o aparte del cuerpo; Dios lo sabe) 4 fue llevado al paraíso y escuchó cosas indecibles que a los humanos no se nos permite expresar. 5 De tal hombre podría hacer alarde; pero de mí no haré alarde sino de mis debilidades. 6 Sin embargo, no sería insensato si decidiera jactarme, porque estaría diciendo la verdad. Pero no lo hago, para que nadie suponga que soy más de lo que aparento o de lo que digo.

7 Para evitar que me volviera presumido por estas sublimes revelaciones, una espina me fue clavada en el cuerpo, es decir, un mensajero de Satanás, para que me atormentara. 8 Tres veces le rogué al Señor que me la quitara; 9 pero él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad.» Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo. 10 Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Comentario

2. Su gracia es aquello que necesitas

Creemos que vamos a impresionar a la gente con nuestras fortalezas, pero en realidad nos conectamos con las personas a través de nuestras debilidades; la mayoría de nosotros queremos que los demás vean nuestras fortalezas y ​​nos genera nerviosismo que alguien descubra nuestras debilidades, por lo que no publicitamos nuestras limitaciones. Sin embargo, Pablo no temía exponer sus debilidades haciéndose vulnerable.

Pablo tuvo algunas experiencias espirituales asombrosas. Él tenía «visiones y revelaciones del Señor» (v.1). Había sido «llevado al tercer cielo» (v.2). Había escuchado «cosas indecibles que a los humanos no se nos permite expresar» (v.4). Tuvo «sublimes revelaciones» (v.7).

Sin embargo, Pablo no se jactó de estas cosas. Los falsos maestros de Corinto se jactaban de sus experiencias espirituales, pero Pablo no. Por el contrario, contaba historias contra sí mismo. Se jactaba de sus debilidades (vv.5, 9).

Él le dijo a los corintios cómo Dios le dio «me ha sido dado un aguijón en la carne, un mensajero de Satanás, que me abofetee para que no me enaltezca» (v.7b, RVA-2015). Hizo esta confesión en términos muy generales. La Dra. Paula Gooder, quien escribió su tesis doctoral sobre estos versículos, dice que hay por lo menos treinta y seis teorías sobre aquello que podría ser el aguijón en la carne de Pablo. El hecho de no saber exactamente qué es, nos permite a todos identificarnos con Pablo.

Recuerdo a nuestro buen amigo, el evangelista J. John, diciendo en una charla que no solo tenía uno, sino tres aguijones en la carne. No recuerdo que dijera lo que eran, pero fue alentador para el resto de nosotros saber que —como todos nosotros— él también tenía sus luchas.

Cualquiera que haya sido el aguijón de Pablo, le rogó al Señor tres veces que se lo quitara. Pero Dios le respondió: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad» (v.9, NTV). Si no fuera por el aguijón en su carne, Pablo podría haber presumido de sus «sublimes revelaciones» (v.7).

Siendo así, Pablo sabía que era totalmente dependiente del Señor. Cuando las cosas van bien, me siento tentado a ser orgulloso y autosuficiente. Cuando experimento dificultades con las que lucho y conozco mis debilidades, me vuelvo totalmente dependiente del Señor. El poder de Cristo descansa sobre nosotros (v.9). Su poder se perfecciona en nuestra debilidad.

Pablo ha escrito algo absolutamente extraordinario. En palabras de The Message, Pablo relata: «Aquel fue un caso de la fuerza de Cristo moviéndose en mi debilidad. Ahora acepto las limitaciones con paciencia; y con buen espíritu acepto aquellas limitaciones que me humillan (abusos, accidentes, oposición, malos descansos). ¡Simplemente dejo que Cristo tome el mando! Y así, cuanto más débil soy, más fuerte me vuelvo» (vv.7-10, MSG).

Oración

Señor, ayúdame a, como Pablo, gozarme en mis debilidades, porque Tu poder se perfecciona en la debilidad. Gracias porque Tu gracia es todo lo que necesito.

Antiguo Testamento

Isaías 27:1-28:29

Liberación de Israel

27En aquel día el Señor castigará
a Leviatán, la serpiente huidiza,
a Leviatán, la serpiente tortuosa.
Con su espada violenta, grande y poderosa,
matará al Dragón que está en el mar.
2 «Canten en aquel día a la viña escogida:
3 Yo, el Señor, soy su guardián;
    todo el tiempo riego mi viña.
Día y noche cuido de ella
    para que nadie le haga daño.
4 No estoy enojado.
    Si tuviera zarzas y espinos,
pelearía contra ella
    y la quemaría totalmente,
5 a menos que ella acudiera a mi refugio
    e hiciera las paces conmigo,
    sí, que hiciera las paces conmigo.»

6 Días vendrán en que Jacob echará raíces,
    en que Israel retoñará y florecerá,
    y llenará el mundo con sus frutos.
7 ¿Acaso el Señor lo ha golpeado
    como hizo con quien lo golpeaba?
¿Acaso le dio muerte
    como hizo con quienes lo mataron?
8 Contendió con él con guerra y destierro;
    lo expulsó con su soplo violento
    al soplar el viento del este.
9 Así quedará expiada la iniquidad de Jacob;
    ésta será la única condición
para que se le perdone su pecado:
    que reduzca a polvo todas las piedras del altar,
como si moliera piedra caliza,
    y no deje en pie ninguna imagen de Aserá
ni altar de incienso alguno.

10 En ruinas está la ciudad fortificada;
    es un sitio sin habitantes,
abandonado como el desierto.
    Allí se echa el ternero,
allí pace y deshoja las ramas.
11 Una vez secas, las ramas se quiebran;
    vienen luego las mujeres y con ellas hacen fuego.
Porque éste es un pueblo sin entendimiento;
    por eso su Creador no le tiene compasión,
ni de él se apiada quien lo formó.

12 En aquel día el Señor trillará desde las corrientes del Éufrates hasta el torrente de Egipto, y ustedes, israelitas, serán recogidos uno por uno. 13 En aquel día sonará una gran trompeta. Los que fueron llevados a Asiria y los que fueron desterrados a Egipto vendrán y adorarán al Señor sobre el monte santo en Jerusalén.

Ay de Efraín

28¡Ay de la altiva corona de los borrachos de Efraín,
de la flor marchita de su gloriosa hermosura,
que está sobre la cumbre de un valle fértil!
¡Ay de los abatidos por el vino!
2 Miren, el Señor cuenta con alguien
    que es fuerte y poderoso:
Éste echará todo por tierra con violencia,
    como tormenta de granizo,
como tempestad destructora,
    como tormenta de aguas torrenciales,
como torrente desbordado.
3 La altiva corona de los borrachos de Efraín,
    será pisoteada.
4 Esa flor marchita de su gloriosa hermosura,
    sobre la cumbre de un valle fértil,
será como higo maduro antes de la cosecha:
    apenas alguien lo ve y lo tiene en la mano,
se lo traga.

5 En aquel día el SeñorTodopoderoso
    será una hermosa corona,
una diadema gloriosa
    para el remanente de su pueblo.
6 Él infundirá espíritu de justicia
    al que se sienta en el tribunal,
y valor a los que rechazan
    los asaltos a la puerta.

7 También sacerdotes y profetas
    se tambalean por causa del vino,
trastabillan por causa del licor;
    quedan aturdidos con el vino,
tropiezan a causa del licor.
    Cuando tienen visiones, titubean;
cuando toman decisiones, vacilan.
8 ¡Sí, regadas de vómito están todas las mesas,
    y no queda limpio ni un solo lugar!

9 «¿A quién creen que están enseñando?
    ¿A quién le están explicando su mensaje?
¿Creen que somos niños recién destetados,
    que acaban de dejar el pecho?
10 ¿Niños que repiten:
    “a-b-c-ch-d, a-e-i-o-u,
    un poquito aquí, un poquito allá”?»

11 Pues bien, Dios hablará a este pueblo
    con labios burlones y lenguas extrañas,
12 pueblo al que dijo:
    «Éste es el lugar de descanso;
que descanse el fatigado»;
    y también:
«Éste es el lugar de reposo.»
    ¡Pero no quisieron escuchar!
13 Pues la palabra del
    para ellos será también:
«a-b-c-ch-d, a-e-i-o-u,
    un poquito aquí, un poquito allá.»
Para que se vayan de espaldas cuando caminen,
    y queden heridos, enredados y atrapados.

14 Por tanto, gobernantes insolentes
    de este pueblo de Jerusalén,
    escuchen la palabra del Señor:
15 Ustedes dicen: «Hemos hecho un pacto con la muerte,
    hemos hecho una alianza con el sepulcro.
Cuando venga una calamidad abrumadora,
    no nos podrá alcanzar,
porque hemos hecho de la mentira nuestro refugio
    y del engaño nuestro escondite.»

16 Por eso dice el Señor omnipotente:

«¡Yo pongo en Sión una piedra probada!,
piedra angular y preciosa para un cimiento firme;
el que confíe no andará desorientado.
17 Pondré como nivel la justicia,
    y la rectitud como plomada.
El granizo arrasará con el refugio de la mentira,
    y las aguas inundarán el escondite.
18 Se anulará el pacto que hicieron con la muerte,
    quedará sin efecto su alianza con el sepulcro.
Cuando venga la calamidad abrumadora,
    a ustedes los aplastará.
19 Cada vez que pase, los arrebatará;
    pasará mañana tras mañana, de día y de noche.»

La comprensión de este mensaje
causará terror absoluto.
20 La cama es demasiado estrecha para estirarse en ella,
    la manta es demasiado corta para envolverse en ella.
21 Sí, el Señor se levantará como en el monte Perasín,
    se moverá como en el valle de Gabaón;
para llevar a cabo su extraña obra,
    para realizar su insólita tarea.
22 Ahora bien, dejen de burlarse,
    no sea que se aprieten más sus cadenas;
porque me ha hecho saber el Señor,
    el Señor Todopoderoso,
acerca de la destrucción decretada
    contra todo el país.

23 Escuchen, oigan mi voz;
    presten atención, oigan mi palabra:
24 Cuando un agricultor ara para sembrar,
    ¿lo hace sin descanso?
    ¿Se pasa todos los días rompiendo y rastrillando su terreno?
25 Después de que ha emparejado la superficie,
    ¿no siembra eneldo y esparce comino?
¿No siembra trigo en hileras,
    cebada en el lugar debido,
y centeno en las orillas?
26 Es Dios quien lo instruye
    y le enseña cómo hacerlo.

27 Porque no se trilla el eneldo con rastrillo,
    ni sobre el comino se pasa una rueda de carreta,
sino que el eneldo se golpea con una vara,
    y el comino con un palo.
28 El grano se tritura, pero no demasiado,
    ni tampoco se trilla sin descanso.
Se le pasan las ruedas de la carreta,
    pero los caballos no lo trituran.
29 También esto viene del Señor Todopoderoso,
    admirable por su consejo
    y magnífico por su sabiduría.

Comentario

3. Su gracia viene a través de Jesús

Dios te ama y se refiere a Su pueblo como una vid que Dios vigila, riega con cuidado y cuida para que nadie le haga daño (27:3-4, NTV).

Dios en su amor juzga. Arranca las zarzas y los cardos y los quema (v.4, NTV). Aquí se ve mucho sobre el juicio de Dios y este es descrito como «su extraña obra» (28:21). Martín Lutero —el gran reformador— señaló que si bien el juicio es la «obra extraña» de Cristo, la salvación es su «obra propia».

Isaías continúa anunciando el juicio sobre aquellos cuya actitud es la diametralmente opuesta a la del apóstol Pablo. Pablo tenía razones suficientes para su orgullo (sus «sublimes revelaciones», 2 Corintios 12:7), pero él de hecho era muy humilde. Efraín era orgulloso sin tener ninguna razón para su orgullo.

Isaías habla de «la corona de soberbia de los borrachos de Efraín» (Isaías 28:1, RVA-2015). «Es el orgullo de un pueblo que el vino derribó» (28:1, NTV). Y habla de como «… la altiva corona de los borrachos de Efraín será pisoteada» (v.3). Aunque la Biblia nos dice que Dios da vino para alegrar nuestros corazones (Salmo 104:15), este es uno de los pasajes de la Biblia que advierten de los peligros del exceso.

Describe: «Es el orgullo de un pueblo que el vino derribó. […] borrachos que dan tumbos por el vino y se tambalean a causa del alcohol. […] se tambalean a causa del alcohol, y se pierden por el vino. Dan tumbos cuando tienen visiones y se tambalean cuando emiten sus decisiones. Sus mesas están cubiertas de vómito; hay inmundicia por todas partes» (Isaías 28:1,7-8, NTV). También habla en contra de los «insolentes» (v.14) en otras palabras, los escépticos y los cínicos.

En medio de aquellas profecías sobre el juicio, Isaías predice acerca de aquel que será la piedra angular de la gracia: «¡Yo pongo en Sión una piedra probada!, piedra angular y preciosa para un cimiento firme; EL QUE CONFÍE NO ANDARÁ DESORIENTADO» (v.16).

Jesús es la piedra angular. Él es la «piedra principal sobre la cual se puede construir con seguridad» (v.16, NTV). Los apóstoles Pablo (Romanos 9:33) y Pedro (1 Pedro 2:4-6) ven en estos versículos una referencia a Jesús. Él es aquel sobre quien se edifica la iglesia de piedras vivas. Él es el elegido por Dios pero rechazado por los seres humanos. Quien acude a Jesús jamás será defraudado (1 Pedro 2:4-6). «Él mismo, en su cuerpo, llevó al madero nuestros pecados, […]. Por sus heridas ustedes han sido sanados» (1 Pedro 2:24).

Jesús es tu cimiento seguro. El que confía en él nunca será defraudado (Isaías 28:16). Él es la fuente de toda gracia, quien murió para que puedas ser perdonado y experimentar su gran amor, gracia y poder.

Oración

Señor, gracias porque dependo de Ti totalmente y porque Tu poder descansa sobre mí al jactarme de mis debilidades. Gracias porque «el que confía no andará desorientado». Tu gracia es todo lo que necesito.

Añadidos de Pippa

2 Corintios 12:9

«Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad».

Este es otro de mis versículos favoritos al que me he aferrado una y otra vez cuando no he entendido por completo cómo superar una situación. Dios ha sido misericordioso y me ha ayudado.

Versículo del día

2 Corintios 12:9a

'Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad.'
reader

App

Enjoy reading or listening to the Bible in one year on your iPhone or Android device.

reader

Email

Receive a daily email with a fresh devotion straight in your inbox.

Sign up now
reader

Podcast

Listen along to the Bible in One Year with the passages read by David Suchet, and Nicky & Pippa reading each day’s commentary. Listen now on:

Or wherever you listen

reader

Website

Far from your mobile device? You can read the daily devotion right here on this website.

References

Nick Vujicic, Una vida sin límites, (Aguilar, 2012) p.12.

Escritura marcada (MSG) es tomada de la traducción bíblica The Message, no está traducida a español, se parafrasea.

Nick Vujicic, Life Without Limits, (Waterbrook, 2012) p.viii, 21.

Unless otherwise stated, Scripture quotations taken from the Holy Bible, New International Version Anglicised, Copyright © 1979, 1984, 2011 Biblica, formerly International Bible Society. Used by permission of Hodder & Stoughton Publishers, an Hachette UK company. All rights reserved. ‘NIV’ is a registered trademark of Biblica. UK trademark number 1448790.

Scripture quotations marked (AMP) taken from the Amplified® Bible, Copyright © 1954, 1958, 1962, 1964, 1965, 1987 by The Lockman Foundation. Used by permission. (www.Lockman.org)

Scripture marked (MSG) taken from The Message. Copyright © 1993, 1994, 1995, 1996, 2000, 2001, 2002. Used by permission of NavPress Publishing Group.

Change Language

This website stores data such as cookies to enable necessary site functionality and analytics. Find out more